Tanger

Tánger

En el norte de Marruecos se encuentra Tánger, que es conocida como la ciudad blanca. El paso por ella de muchos artistas reconocidos le otorga un halo mágico que otras pocas ciudades del mundo poseé. A su romanticismo le deben mucho Paul Bowles, Matisse, Tennessee Williams, entre otros.

Su cercanía a occidente le da ése punto cosmopolita que la ciudad marroquí sabe mezclar con lo tradicional como pocas.

De visita obligada son la medina o casco antiguo, que constituyen un conjunto de callejas amuralladas llenas de zocos y bazares, el parque de la Mendubia, que tiene una riqueza y milenaria colección arborística, la Gran mezquita, la Puerta del Mar, el Café Parías, situado en la Plaza de Francia, y es recomendable darse una vuelta por los cabos Espartel y Malabata, que nos trasladarán al modo de vida de siglos anteriores.

Tampoco debemos olvidar hacer una referencia a la playa de Tánger, que cuenta con cinco kilómetros de longitud, y que cuenta con un gran paseo lleno de locales de ocio.

Otro aspecto que hay que tener en consideración es el esfuerzo que han tomado las autoridades para combatir la delincuencia y para controlar los posibles ataques terroristas, ya que no es raro encontrarse por las zonas turísticas destacamentos del ejército haciendo vigilancia.

video-tanger