San José Costa Rica

San José

San José, Costa Rica, es una ciudad pequeña y caótica, frecuentemente descuidada tanto por los turistas como por la población local. De hecho, la mayoría de los ticos están más que felices de compartir su disgusto por la capital, llamándola fea y ansiosamente dispuesta a señalar todas las deficiencias y problemas de la pequeña capital. Y contrariamente a lo que Hollywood trató de hacer creer, San José no está situada cerca de la playa. San José está rodeada de bonitas y azules colinas y montañas (¡y volcanes!).

Por eso, en vez de ir a Costa Rica y dirigirse directamente a la playa, mejor optar por explorar la capital por unos días para tratar de desacreditar las cosas que uno puede haber leído y oído. Chepe (así es como Ticos y Ticas llaman a San José) es sorprendentemente genial y moderna.

Mientras que Costa Rica es conocida sobre todo por su belleza natural, San José es un espacio urbano como la mayoría de las ciudades contemporáneas: llena de modernos cafés costarricenses y bares de cerveza artesanales. Los amantes de la buena mesa, deben visitar el Barrio Escalante, donde se encuentra el Paseo Gastronómico La Luz. Esta calle, uno de los barrios mejor conservados de San José, alberga una variedad de cervecerías, pequeños cafés y restaurantes vegetarianos. Mientras que Imperial es la marca de cerveza más promocionada en la publicidad local, las verdaderas atracciones son todas las nuevas cervezas artesanales.

Los museos y galerías costarricenses en San José son de fácil acceso y constituyen algunas de las atracciones turísticas más populares. Aunque sólo sea por un día o dos, debería dedicar un par de horas a visitar a algunos de los mejores. Bajo la famosa Plaza de la Cultura, junto al Teatro Nacional, se encuentran los Museos del Banco Central. La colección incluye algunos jarrones y metates (piedras) precolombinos, pero el verdadero protagonista del museo es el oro. Una exposición permanente muestra las primeras monedas costarricenses, mientras que las exposiciones temporales en el local muestran arte contemporáneo. La mezcla de arte antiguo, moneda y arte contemporáneo lo convierte en un museo divertido para la mayoría de los interesados.

Para aquellos que quieran profundizar aún más en el conocimiento de la cultura local y antigua, el Museo de Jade, ubicado a sólo cuatro manzanas y junto a la Plaza de la Democracia, también ofrece una colección de arte precolombino, que consiste en joyas y otros objetos hechos de estas bonitas piedras verdes.

Para los más apasionados del arte moderno, el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo es uno de los centros culturales más importantes de la región latinoamericana. Ubicado dentro de FANAL, el museo ofrece colecciones permanentes y temporales, incluyendo videoarte, instalaciones y fotografía.

Para un país famoso por su vida salvaje, no debería ser una sorpresa que el centro de San José tenga un montón de pequeños parques dispersos por toda la ciudad. Muchos ticos utilizan estos parques para hacer una pausa, disfrutar del sol y relajarse un poco. El Parque Nacional, ubicado junto al Parlamento, alberga una gran escultura que conmemora una de las pocas batallas que tienen lugar en Costa Rica. Hoy en día, el país se enorgullece de no tener fuerzas armadas, ya que las abolió en 1948. En el Parque Morazán se encuentra el Templo de la Música, un lugar perfecto para disfrutar de la calmada actitud de «pura vida» de los Josefinos locales. Al otro lado de la ciudad, el Parque Metropolitano La Sabana, es un lugar ideal para los turistas, ya que se encuentra cerca de muchos de los hoteles más populares de San José. El parque de La Sabana es el lugar perfecto para pasear, con pequeños y tranquilos lagos y varias opciones para actividades deportivas, así como el Museo de Arte Costarricense con obras de arte de los ticos locales y un pequeño jardín de esculturas.

No todos incluyen San José en su itinerario por Costa Rica, pero con su clima tropical y cultura agradable, es un gran lugar para orientarse y explorar por unos días. Dos o tres días pueden ser suficientes para el viajero apresurado, pero hay suficiente para ver y hacer en San José para llenar mucho más tiempo.

San José Costa Rica