Nueva Delhi India

Nueva Delhi

Delhi, la capital de la India, tiene una rica historia. La ciudad está salpicada de encantadoras mezquitas, fortalezas y monumentos que quedaron de los gobernantes Mughales que una vez ocuparon la ciudad. El contraste entre la Vieja Delhi y la bien planificada Nueva Delhi es inmenso, y es interesante pasar tiempo explorando ambas. Si usted se siente en necesidad de un poco de relajación, simplemente diríjase a uno de los florecientes jardines de Delhi en la India.

El monumento más famoso de Delhi, el Fuerte Rojo, no sólo es un poderoso recordatorio de la era Mughal, sino también un símbolo de la lucha de la India por la libertad. Fue construido por el quinto emperador Mughal Shah Jahan, cuando decidió trasladar su capital desde Agra en 1638. La turbulenta historia del fuerte incluye ser capturado por los sijs y los británicos. Para llevar su imaginación a la era antigua, cada noche se realiza un espectáculo de luz y sonido de una hora de duración sobre la historia del fuerte.

Jama Masjid es otro maravilloso tesoro de la Ciudad Vieja, y es una de las mezquitas más grandes de la India. Su patio puede albergar a unos increíbles 25.000 devotos. La construcción de la mezquita duró 12 años y se terminó en 1656. Una ardua subida a la cima de su torre sur le recompensará con una vista impresionante (aunque oscurecida por las rejas de seguridad de metal) a través de los tejados de Delhi. Asegúrese de vestirse apropiadamente cuando visite la mezquita o no se le permitirá entrar. Esto significa que debe cubrirse la cabeza, las piernas y los hombros. El atuendo está disponible allí.

Lodhi Gardens ofrece un sereno retiro de la vida de la ciudad, y es el lugar al que acudir si te sientes cansado y agotado. Los vastos jardines fueron construidos por los británicos en 1936 alrededor de las tumbas de los gobernantes de los siglos XV y XVI. Los corredores, practicantes de yoga y parejas jóvenes disfrutan de este parque.

Qutab Minar, el minarete de ladrillo más alto del mundo, es un ejemplo increíble de la arquitectura indo-islámica temprana. Fue construido en 1193, pero la razón sigue siendo un misterio. Algunos creen que se hizo para significar la victoria y el comienzo del dominio musulmán en la India, mientras que otros dicen que se usó para llamar a los fieles a la oración. La torre tiene cinco plantas distintas, y está cubierta con intrincadas tallas y versos del Sagrado Corán. También hay una serie de otros monumentos históricos en el sitio.

El Templo Bahai es comúnmente llamado el Templo del Loto, ya que tiene forma de flor de loto. Es particularmente bonito por la noche, cuando se ilumina de forma atractiva. Hecho de hormigón cubierto de mármol blanco, el templo pertenece a la Fe Bahai, que proclama la unidad de todos los pueblos y religiones. Todo el mundo es bienvenido allí

Nueva Delhi