Maputo Mozambique

Maputo

Maputo es una ciudad muy accesible, y siendo la capital de Mozambique, también tiene importancia para la nación. A los turistas les encanta Maputo por su vitalidad, su diversidad, su variedad de cosas divertidas que hacer y su hermoso escenario en la bahía con vista al Océano Índico.

Con un aeropuerto internacional y un puerto muy concurrido, Maputo merece ser explorada y se ha convertido en la puerta de entrada al resto del país. Las vacaciones en Maputo se pueden centrar en la vida nocturna, las playas, la fantástica comida en restaurantes de moda, la historia y el crisol de culturas. Maputo está lleno de sorpresas y desde aquí se pueden hacer interesantes excursiones de un día a destinos como la Reserva de Elefantes de Maputo o paseos en barco a la isla de Inhaca para maravillarse con su biodiversidad innata.

Maputo ha sido la capital de Mozambique durante casi 120 años -antes llamada Lourenço Marques, es también la ciudad más grande de Mozambique y hogar del puerto natural más importante del país. A sólo 90 km de la frontera de Sudáfrica, este puerto se encuentra en la desembocadura del río Santo en el extremo sur y fue inicialmente conocido como Bahía de Delagoa, Vasco da Gama descubrió la bahía en 1498 y hoy en día es un importante centro de transporte para el comercio con Sudáfrica, Zimbabwe, Swazilandia y Botswana.

Explorando Maputo a pie encontrará a muchos otros haciendo lo mismo: residentes, visitantes, gente de negocios, turistas y niños. Es una ciudad pintoresca con sus amplias calles de la época colonial, enormes árboles de jacarandá, buganvillas y vendedores ambulantes que se dedican a sus oficios.

La ciudad está repleta de excelente arquitectura y esto se debe a la gran contribución de la época colonial, cuando los portugueses gobernaban este país de África Oriental. Puede visitar la Iglesia de San Antonio, en el corazón de la ciudad, y descubrir que los pioneros indios, que fueron algunos de los primeros colonos en Mozambique, influyeron en el diseño de este edificio histórico y religioso.

Vale la pena hacer una parada en El Museo de Historia Natural, simplemente para ver su majestuosa arquitectura manuelina y su jardín con un mural de Malangatana. En su interior se encuentran algunas muestras de taxidermia acompañadas de terminales interactivos por ordenador, una pequeña exposición etnográfica y una fascinante muestra de lo que probablemente sea la única colección de fetos de elefante de la región.

La Fortaleza de San Sebastián, construida hace décadas para proteger la Bahía de Maputo de los merodeadores coloniales españoles y alemanes. Sudáfrica ayudó a construir la fortaleza y Paul Kruger también contribuyó a poner en marcha el ferrocarril como enlace entre Pretoria y Maputo.

De hecho, la estación de ferrocarril muestra el primer tren que viajó de Maputo a Pretoria. Todavía hay trenes matutinos y vespertinos y a los turistas les encanta sentarse en el tradicional bar de la estación para disfrutar de las noches de jazz o simplemente tomar una copa y hablar de los viejos días de Lourenco Marques.

Mucho que ver y hacer en Maputo.

Maputo Mozambique