Italia Europa

Italia, junto con Grecia, es reconocida como la cuna de la cultura occidental. No es de extrañar que sea también el lugar donde se encuentra el mayor número de sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en el mundo. El arte y los monumentos de alta calidad se encuentran en todo el país.

También es famosa en todo el mundo por su deliciosa cocina, su moderna industria de la moda, sus lujosos coches deportivos y motocicletas, sus diversas culturas y dialectos regionales, así como por sus hermosas costas, lagos alpinos y cadenas montañosas (los Alpes y los Apeninos). No es de extrañar que a menudo se le apoda el Bel Paese (el País Hermoso).

Durante años Italia ha sido uno de los destinos turísticos más populares para los turistas de todo el mundo. Cultura, belleza, comida, historia, este pequeño país europeo lo tiene todo y las razones para visitar Italia son infinitas.

Gracias a su enorme patrimonio cultural, los lugares que se visitan en Italia pueden mantenerte ocupado durante toda la vida. 

Desde el Foro Romano hasta los canales acuáticos de Venecia, Italia es uno de los lugares más emblemáticos para los viajeros. Los amantes tiran monedas en la fuente de Trevi y los mochileros van de excursión a Cinque Terra. Con antigüedades etruscas, arquitectura renacentista, grandes clubes de techno, una escena de graffiti vibrante y algunos de los mejores vinos del mundo, el país realmente ofrece algo para cada viajero.

Italia puede ser abrumadora. Desde las antiguas ruinas romanas hasta el arte renacentista, hay mucho que hacer. Con el fin de salvar su cabeza, escoja algunos de los sitios que más le importan. No trate de hacer Roma-Florencia-Venecia en una semana, porque todo lo que verá son grandes multitudes y comida a precios excesivos. La magia del país es disfrutar del lugar como lo hacen los italianos….lo que significa que usted debe explorar los callejones serpenteantes, pasar tiempo en una piazza y abrazar las cenas de tres a cuatro horas.

Florencia, la cuna del Renacimiento, es una de las grandes ciudades de arte de Europa. Con frescos de Giotto y Ghirlandaio, lienzos de Botticelli y Bronzino, y esculturas de Miguel Ángel y Giambologna, hay tanto arte y una arquitectura tan exquisita dentro de sus antiguas murallas que es fácil sentirse abrumado. Pero Florencia es mucho más que museos y monumentos. Está repleta de tiendas extravagantes y de artesanía; una ciudad viva con una vida cultural ecléctica que abarca la ópera, la música clásica y el arte contemporáneo.

El diminuto tamaño de Florencia significa que todo es muy accesible, con la mayoría de las principales atracciones turísticas a poca distancia unas de otras. En definitiva, se trata de uno de los destinos de fin de semana más civilizados de Europa.

Venecia, hay días en los que los visitantes de esta maravilla de ciudad superan en número a los locales dos a uno, y llegar desde la estación a la plaza de San Marcos puede ser una batalla. Pero a pesar de esto, Venecia nunca pierde su capacidad de encantar: salir de la estación para ser recibido por un canal resplandeciente con la cúpula de San Simeón Piccolo al fondo sigue siendo una delicia, ya sea la primera vez que la ve o la número cien. Incluso en los períodos de mayor afluencia de visitantes, nunca se está a más de un puente de los tranquilas plazas, de las iglesias que esconden luminosas Madonnas, o de los bellos palacios góticos.

Roma ha existido durante casi tres mil años y, sin embargo, lleva todo ese peso de la historia con una ligereza de corazón. Es una ciudad que combina la intimidad y la escala humana de un pueblo con los atractivos culturales de una metrópoli europea histórica cargada de arte. Las ruinas clásicas y los primeros lugares de culto cristianos se encuentran junto a -o a veces debajo de- palacios renacentistas y fuentes barrocas.

Milán puede ser una sorpresa para aquellos que están familiarizados con Roma y Florencia y esperan más de lo mismo del centro metropolitano de Lombardía, se asemeja más a una ciudad del norte de europa. La capital italiana de la moda y el diseño, tiene un aire cosmopolita internacional, una vibrante vida y decenas de hoteles para todos los bolsillos. Los edificios históricos se asientan junto a los rascacielos modernos, mientras que algunos de los edificios de la ciudad tienen espectaculares patios interiores.

Sicilia ha sido durante mucho tiempo una encrucijada y un crisol de la cultura mediterránea, y la isla es hoy un fascinante lugar en el que los templos griegos, las iglesias normandas y los palacios barrocos emergen de su rico tejido. Pero también tiene muchas maravillas naturales, desde los humeantes cráteres del Etna hasta las playas de la costa sur. Y, con partes de la isla en la misma latitud que la costa norteafricana, Sicilia tiene un clima templado que la convierte en un destino atractivo durante gran parte del año.

Con más de 5.000 millas de costa, nunca estás lejos de la playa en cualquier lugar de Italia. Sólo una región, Umbría, de un total de 20, no tiene salida al mar. No importa cuál sea tu estilo de playa, hay uno para ti. Hay tramos salvajes y vacíos con dunas en la Toscana y pequeñas y concurridas calas en las Cinque Terre. Desde el Lido, a poca distancia de Venecia, hasta las claras aguas azules que se encuentran en el fondo del país en Apulia, hay una playa para cada estación y cada estado de ánimo. Sólo la isla de Cerdeña tiene más de 500 playas. En los meses de verano, clubes de playa con tumbonas, sombrillas para alquilar y restaurantes para almorzar salpican la costa. El clima templado de Italia, sobre todo cuanto más al sur se va, permite visitar la playa prácticamente en cualquier época del año.

Hay más de 400 islas en Italia. ¡Hasta la ciudad de Roma tiene una! Sicilia, Elba y Cerdeña son casi como países por derecho propio con cocinas, idiomas y paisajes únicos. Sicilia tiene sus propias islas, con las Eolias por un lado y las Egadi por el otro. La glamorosa isla de Capri está a poca distancia de Florencia, Roma y Nápoles, donde se puede probar la famosa ensalada Caprese de tomates frescos, mozzarella y albahaca y bailar toda la noche en uno de los puntos calientes de la isla. Visite los baños termales de la isla de Ischia o practique senderismo en la isla de Palmaria, frente a la costa de los famosos pueblos de las Cinque Terre.

Italia cuenta con 51 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que la convierte en el país con más sitios del mundo. ¿Sabía usted que cada giro y vuelta de Positano a Vietri en la costa de Amalfi es uno? Los centros históricos de ciudades como Siena, Florencia y Pienza en Toscana también están en la lista. Hay magníficas ruinas de templos antiguos para visitar en Paestum y Agrigento y no se pierda el volcán activo del Etna.

La Capilla Sixtina pintada por Miguel Ángel, los numerosos Raphaels en la Pinacoteca, La Primavera de Botticelli – hay una cantidad asombrosa de obras maestras de valor incalculable sólo en los museos del Vaticano y en las galerías de los Uffizi. Si sólo pasara un minuto frente a cada obra de arte en el Vaticano, se necesitarían cuatro años para verlas todas. También hay numerosas colecciones más pequeñas y tranquilas como la colección familiar dentro de los Pamphili de Villa Doria en Roma y el increíble ciclo de Tintoretto en la Scuola Grande di San Rocco en Venecia. La escultura de mármol del Cristo velado de Giuseppe Sammartino en el Museo San Severo de Nápoles es una maravilla para contemplar. ¿El arte contemporáneo es lo tuyo? La Bienal de Venecia, que se celebra cada dos años, reúne a los grandes nombres y a veces a las obras e instalaciones más extrañas de los pabellones nacionales de los Giardini y del cercano complejo de Arsenale.

La cocina italiana es increíblemente difícil de definir. Italia es un país ferozmente regional e incluso las distancias cortas pueden significar diferencias dramáticas en el terreno, el idioma y la comida. En el norte, los guisos servidos sobre polenta y streusel de manzana son populares. En Sicilia, hay fuertes influencias árabes con platos como cuscús y pasas en el menú. La comida romana es rústica y abundante con pastas que tienen pocos ingredientes y sabores atrevidos como la amatriciana y el cacio e pepe. En la costa de Amalfi reina el marisco. Sin embargo, una cosa que encontrará en cada región es el helado. Una cucharada de esta crema fría como aperitivo es algo en lo que todos los italianos estarán de acuerdo.

Cómo llegar
Italia cuenta con aeropuertos en las principales ciudades del país y sus regiones. Los más importanes son el de Roma Fiumicino, conocido como Leonardo da Vinci, Malpensa en Milán si se quiere visitar el norte de italia. Bérgamo usado por las compañías de bajo coste. Tienen conexión con  las más importantes ciudades de Europa y demás países del mundo.
Clima
El clima en Italia es diverso dependiendo del lugar donde nos encontremos. La mayor parte del país tiene veranos calurosos y secos, siendo Julio el mes más caluroso. Los inviernos son más fríos y húmedos en el norte y leves al sur. La zona de los alpes tiene clima de montaña, con veranos frescos e inviernos fríos.
Pasaporte
Es necesario DNI o pasaporte en vigor, se aconseja viajar provisto de ambos. No es necesario visado.
Vacunas
obligatorias: ninguna, recomendadas: ninguna.
Se recomienda solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) en cualquiera de los centros de atención e información de la Seguridad Social en España, esta tarjeta da derecho a su titular a recibir las prestaciones sanitarias que pueda necesitar durante su estancia en el país.
Moneda
La moneda oficial es el Euro.