fuentes-nilo-azul-etiopia

Cataratas del Nilo Azul

Conocidas localmente como Tis- Isat Falls -‘Smoke of Fire’ – las Cataratas del Nilo Azul son el espectáculo más dramático tanto en el río Nilo Blanco como en el Nilo Azul. De 400 metros (1,312 pies) de ancho cuando están inundadas, y cayendo sobre un precipicio de más de 45 metros (150 pies) de profundidad, las cataratas arrojan un rocío continuo de agua, que empapa a los espectadores hasta un kilómetro de distancia. Este diluvio neblinoso produce arco iris, brillando a través de la quebrada, y una pequeña selva perenne de exuberante vegetación verde, para el deleite de los muchos monos y aves multicolores que habitan el área.

Para llegar a las cataratas, que están a unos 35 kilómetros (22 millas) de Bahir Dar, conduzca hacia el sur desde Bahir Dar durante media hora y haga una parada en la aldea de Tis-Isat. Aquí los viajeros se encontrarán rápidamente rodeados por un séquito de guías jóvenes, a veces demasiado entusiastas, que, a cambio de una pequeña cuota, mostrarán el camino y señalarán varios lugares de interés histórico en la ruta.

Tras abandonar el pueblo, el sendero serpentea primero junto a campos abiertos y fértiles, para luego caer en una profunda grieta que se extiende a través de un antiguo puente fortificado construido en el siglo XVII por aventureros portugueses y aún en uso.  Después de una caminata de treinta minutos, una dura subida por una ladera de hierba se ve recompensada con una magnífica vista de las cataratas, rompiendo el suave borde de la ondulante y estruendosa catarata de agua espumosa.

Una caminata más larga pero gratificante es caminar a lo largo de la orilla este hasta la parte posterior de las cataratas; cruzando el río en tankwa.

El sitio con vista a la cascada ha tenido muchos visitantes notables incluyendo a la Reina Isabel II de Inglaterra.