China Asia

Desde los imponentes rascacielos de Hong Kong hasta la antigua Gran Muralla, el poderoso río Yangtsé hasta los increíbles Guerreros de Terracota, China es un país fascinante donde las tradiciones centenarias se mezclan con el estilo de la nueva era, donde los escarpados paisajes naturales y las ciudades más vanguardistas tienen su lugar.

China está situada en el continente asiático y es el país más poblado del mundo. La población de China está en constante crecimiento, en la actualidad es de 1.395 millones de personas. El país fue establecido en el año 221 a.C. y fue gobernado por muchas dinastías chinas antiguas hasta el 1 de enero de 1912. Fue entonces cuando se estableció la República, y en 1949 se proclamó la República Popular, y se cambió el nombre completo de China por el de República Popular China. Su capital, Pekín, también está muy poblada y alberga a 20,18 millones de personas. China es un gran país que ocupa más de 9,7 kilómetros cuadrados de masa terrestre, y debido a esto, su gente habla una variedad de idiomas y tiene muchas tradiciones culturales diferentes.

Aunque determinar una sola época como la mejor para viajar a China es imposible debido a la vasta extensión del país, podríamos decir que la primavera y el otoño son las mejores épocas, cuando sus agradables temperaturas le permitirán disfrutar mejor de sus grandes maravillas.

China es un país inmenso con un gran número y variedad de lugares para visitar. Los contrastes entre modernidad y tradición, sus paisajes que parecen otro planeta, sus pueblos antiguos, sus ciudades futuristas, sus grandes monumentos y edificios y todo ello combinado con una rica gastronomía, hacen de China uno de los destinos más soñados por todos los viajeros.

Algunas de las visitas imprescindibles en china son las siguientes.

Pekín, la capital de China desde hace más de 700 años, es rica en historia, tanto imperial como moderna. Hay muchas reliquias bien conservadas en Pekín, así como monumentos recientes. Estando en Pekín el viajero podrá visitar la Gran Muralla, La Ciudad Prohibida, El Palacio de Verano y el Templo del Cielo.

La segunda más famosa de las antiguas capitales de China, Xi’an, fue la primera capital de una China unida en el año 221 a.C., y capital durante gran parte del próximo milenio. Por lo tanto, Xi’an está bendecida con un gran número de preciosas reliquias y sitios históricos. Xi’an fue el punto de partida de la ruta comercial de la Ruta de la Seda, a través de Asia hasta Europa, desempeñando un papel importante en el intercambio económico y cultural Este-Oeste en la época imperial. Una de las principales atracciones de Xi’an es el famoso Ejercito de Terracota.

Hangzhou. Cuando Marco Polo llegó a Hangzhou en el siglo XIII, la declaró «la ciudad más bella y elegante del mundo». Hay un dicho chino muy popular: «Arriba está el cielo, abajo están Hangzhou y Suzhou». La belleza «celestial» de Hangzhou y la cultura budista, imperial y del té atraen a millones de viajeros cada año.

Suzhou es famosa por las ciudades de agua que la rodean y sus tradicionales jardines chinos. Los jardines mezclan armoniosamente los paisajes artificiales con la arquitectura, la pintura, la caligrafía y la horticultura; cerrados como perlas por muros. Las ciudades de agua de China mantienen la imagen por excelencia de la vida tradicional china en el Delta del Yangtsé.

Hong Kong es una fusión de culturas. Los restos de su pasado colonial y la cultura británica comparten espacio con la tradición china. También es un paraíso de compras de renombre mundial, conocido por su atmósfera amigable para los turistas y sus numerosas atracciones. Los enormes centros comerciales de Central y Admiralty y la fábrica de moda urbana de Causeway Bay son razones para que muchos viajeros hagan sus viajes a Hong Kong.

Sin duda hay varios lugares y cosas que los turistas no deben olvidar hacer en China, estos son una pequeña muestra de la inmensidad de aventuras que ofrece China.

Caminata por la Gran Muralla
Tal y como dice un viejo refrán chino: «El que nunca ha estado en la Gran Muralla no es un hombre de verdad», esta gran maravilla está en casi todos los itinerarios de los visitantes que vienen a China.
Con una longitud total de 21.196,18 kilómetros (13.170,7 millas), la Gran Muralla serpentea de este a oeste a través de casi 15 provincias con topografía complicada. Es como un dragón gigante, dejando a sus visitantes una asombrosa impresión de China.

Unirse al Programa de Guardianes de Panda en la provincia de Sichuan.
Los pandas gigantes son únicos en China, por lo que es una buena oportunidad para los viajeros que vienen a este país para unirse a un cuidador de panda y cuidar de esta especie en peligro de extinción.

Visitar al Ejército de Terracota en Xi’an
Después de haber estado enterrado bajo tierra durante más de 2.000 años, desde el año 210 a.C., el increíble mausoleo del primer emperador de China de la dinastía Qin (221 a.C. – 207 a.C.) y su ejército de terracota fue descubierto en 1974 cuando un granjero local estaba cavando un pozo.

Ver al increíble ejército de terracota del emperador Qin Shi Huang custodiando su cementerio, es sin duda una de las partes más memorables de cualquier viaje a China. Y mientras se visita la sala de exposiciones, uno se sorprenderá de la gran escala del antiguo ejército militar de la dinastía Qin, que puede llevarle de vuelta al antiguo campo de batalla.

Explorar el río Li en Guilin
El paisaje de Guilin se gana la reputación de ser el mejor del mundo, gracias a sus numerosas montañas verdes y aguas claras, una de las cuales es el río Li. A lo largo de los 83 kilómetros de largo del canal de Guilin a Yangshuo, se pueden ver las montañas kársticas, las antiguas residencias de las aldeas y las elegantes plantas que crecen en la orilla del río, así como los patos, los búfalos de agua y las pequeñas viñetas de la vida en el campo. El aire fresco y el paisaje idílico lo convierten en el mejor lugar para que los visitantes escapen del ajetreo de una metrópoli.

Los viajeros pueden elegir dos medios principales para navegar por el río Li: una balsa de bambú o un crucero en barco. No importa el camino que elija, el relajante viaje panorámico que le permite disfrutar del espléndido paisaje a lo largo de la orilla del río de una manera lenta y cómoda nunca le defraudará.

Subir a una montaña china para disfrutar de vistas panorámicas
Escalar una montaña local es algo que los viajeros que vienen a China deben hacer, porque las montañas chinas tienen sus propias especialidades en comparación con las de otras naciones. Y cuando se trata de montañas, los dos primeros lugares que surgen en las mentes chinas son las Montañas Amarillas y Zhangjiajie.

Las Montañas Amarillas albergan «cuatro maravillas naturales»: los peculiares pinos, las rocas de formas extrañas, los mares de nubes y las fuentes termales. Son conocidos por su abundancia de elementos naturales. Los escaladores que ascienden a la cima de la cordillera no sólo serán testigos de espectaculares paisajes naturales, sino que también se encontrarán pisando las nubes como un hada.

Con numerosos pilares escarpados y una rica vida silvestre, Zhangjiajie crea un país de las maravillas, rodeado de cumbres nebulosas y plantas exuberantes que dejarían una profunda impresión en cualquier turista.

Cómo llegar
Los aeropuertos de entrada suelen ser los de Pekín, Hong Kong o Shanghai. El de Hong Kong suele ser más barato y ofrece una buena ubicación.
Hay vuelos desde Madrid y Barcelona a los aeropuertos de Pekín y Shanghai.
Clima
El clima de China presenta una gran diversidad y marcados contrastes debido a su extensión por todo el continente asiático. Se extiende desde zonas desérticas y semiáridas en el interior occidental del país hasta el clima tropical en el extremo sureste.
En resumen, se pueden distinguir los siguientes grandes dominios climáticos: al oeste, el clima de montaña de la cordillera del Himalaya y los desiertos y estepas de latitudes medias; al este, un clima húmedo; al norte, continental; y al sur, subtropical, que registra las mayores precipitaciones del país.
Pasaporte
Se requiere pasaporte con una validez de, al menos seis meses. Es necesario disponer de visado.
Vacunas
Obligatorias: ninguna. Recomendadas: tétanos y poliomelitis.
Dependiendo de la zona a visitar, se aconsejan las vacunas de la difteria, fiebre tifoidea y hepatitis A y B.
Fiebre amarilla, se solicitará certificado de vacunacion para los viajeros que provengan de paises donde esta enfermedad es endémica.
Moneda
La moneda oficial de China continental es el Yuan Chino, también denominado Renminbi. Pueden cambiarse en bancos, hoteles y centros de cambio oficiales.
Hong Kong y Macao tienen su propias monedas, que son el dólar y la Pataca respectivamente.