Český Krumlov República Checa

Český Krumlov

¿Has oído hablar de Český Krumlov, una de las ciudades más pintorescas de Europa? Pues bien, esta joya escondida en el sur de Bohemia es una versión en miniatura de Praga y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, con un impresionante castillo a orillas del río Moldava, de arquitectura barroca y renacentista. Es una escapada de verano perfecta para todos aquellos que quieran sentir el verdadero ambiente checo en las calles o disfrutar de las espléndidas vistas del castillo cubierto de nieve durante el invierno.

El enorme complejo del castillo de Ceský Krumlov, el más grande de Europa del Este, domina el casco antiguo y ofrece una mirada fascinante a la vida de los aristocráticos gobernantes de Bohemia a lo largo de los siglos. Aunque sus raíces se remontan a 1240, gran parte de lo que se ve hoy en día se construyó en el siglo XVII, incluyendo el hermoso Salón de Baile de Rosenberg, la espléndida Capilla de San Jorge, el Salón Renacentista y los Apartamentos Reales.

Otra característica destacable es el maravilloso teatro barroco del castillo, construido en 1682 y con un equipamiento escénico y de utilería que aún funciona, que data del siglo XVIII. Una de las mejores cosas que se puede hacer mientras se explora el castillo es subir al alto campanario del teatro para disfrutar de las magníficas vistas de la ciudad.

Un punto culminante de la visita a este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO es la oportunidad de ver una gran variedad de importantes colecciones de pinturas, tapices y exquisito mobiliario de la época. En total, el sitio consta de 40 edificios y palacios, cinco patios del castillo, y el encantador jardín del castillo de 27 acres, así que prepárese para una pequeña caminata, especialmente si usted toma el histórico puente Cloak adyacente.

Si bien desde el propio castillo se ofrecen visitas guiadas, no hay nada mejor que unirse a una visita organizada que combina esta atracción turística principal con otras atracciones de la ciudad. Una de las opciones más populares es unirse a una excursión privada a pie por Cesky Krumlov, disfrutando de lugares tan destacados como el centro de la ciudad vieja y sus numerosas iglesias, y, por supuesto, el castillo.

Si está buscando algo que hacer por la noche en Cesky Krumlov, se ofrece un itinerario similar como parte de una visita nocturna privada por el casco antiguo y el castillo, una opción particularmente buena para aquellos interesados en la fotografía (el castillo iluminado por la noche es una visita obligada).

El siguiente monumento que domina la ciudad es la Iglesia Católica Romana de San Vito, cuyos orígenes se remontan al siglo XIII. Además del perfil característico de la iglesia, se puede apreciar la gran altura de su cubierta, igualmente magnífica si se la observa desde la nave decorada del edificio.

Un punto culminante de una visita a Ceský Krumlov es simplemente caminar por sus muchas calles antiguas y empaparse de la espléndida obra de arte que le rodea. La ciudad es famosa por sus numerosos frescos, una tradición que se remonta a siglos atrás. También alberga el Egon Schiele Art Centrum (ESAC), una gran galería de arte con obras clásicas y contemporáneas del siglo XX.

Fundada en 1993, esta magnífica galería privada cuenta con un catálogo siempre cambiante de obras de artistas tan renombrados como Gustav Klimt, Salvador Dalí, Pablo Picasso y, por supuesto, Egon Schiele. Otro punto culminante es la exposición permanente de obras del pintor vienés Egon Schiele, así como una interesante visión general de la vida del artista y de su estancia en Ceský Krumlov. Otros puntos destacados incluyen conferencias, talleres y conciertos. Una cafetería y una tienda se encuentran en el mismo lugar.

También es de interés para los aficionados al arte el Egon Schiele Garden Studio. Situada en un pintoresco jardín cerca de las murallas de la Ciudad Vieja, esta encantadora casa de verano fue el lugar donde Schiele pintó muchas de sus obras más conocidas. Todavía utilizado como estudio por artistas locales y visitantes, es una diversión fácil que bien vale la pena.

Český Krumlov República Checa