Canadá América

Hacer turismo en Canadá es una excelente manera de pasar unas vacaciones inolvidables. El segundo país más grande del mundo es un destino turístico polifacético que se transforma en cada una de las estaciones del año. Desde grandes ciudades cosmopolitas hasta villas remotas rodeadas solo de nieve, este país tiene algo para todos.

Naturaleza: Canadá es uno de los países más hermosos del mundo, lleno de bosques pintorescos, montañas y lagos que lo convierten en un lugar fantástico para acampar, hacer trekking o simplemente pasear y admirar.

Deportes de invierno: el clima nevado y la geografía montañosa de Canadá han producido una gran cantidad de parques y centros turísticos que no deben perderse los interesados ​​en el esquí, el snowboard, el raquetas de nieve o cualquier otra actividad que se disfruta mejor en el frío.

Ciudades: Canadá es el hogar de varias ciudades grandes y modernas que cualquier persona con un gusto por la vida urbana apreciará.

Costes: el dólar canadiense es generalmente bastante débil en comparación con otras monedas, lo que lo convierte en una opción muy asequible para las personas sin demasiado dinero en sus presupuestos de viaje.

Los espectaculares paisajes naturales de Canadá atraen a visitantes de todo el mundo, lo que la convierte en uno de los países que todo viajero debe explorar como mínimo una vez en la vida. Un pequeño ejemplo de los lugares que ningún viajero puede dejar de visitar durante su visita a Canadá.

Visitar las Cataratas del Niágara.
Situadas en el noroeste de Norteamérica, justo en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, las Cataratas del Niágara son una de las atracciones naturales más impresionantes del mundo. Desde que fueron descubiertas por los colonos europeos, no sólo se han convertido en una atracción turística, sino que son las cascadas más visitadas internacionalmente.

Aunque no destacan por tener una gran altura (están a 236 metros sobre el nivel del mar y tienen una caída de aproximadamente 55 metros), su ancho de 1.000 metros y el gran caudal de agua de los Grandes Lagos, que implica una caída de 160.000 metros cúbicos por minuto, la han convertido en una experiencia única en todo el planeta. De hecho, su nombre proviene de una palabra de los habitantes originales de la región, los Ongiara, que significa «trueno de agua».

Ver Toronto desde la CN Tower.
No todos los lugares de visita obligada en Canadá son paisajes naturales; también se pueden encontrar vistas espectaculares en las ciudades del país. Entre todos ellos, destaca un hito arquitectónico como la Torre CN, orgullo del paisaje urbano de Toronto y también de sus habitantes. Ofrece la posibilidad de contemplar una vista panorámica de Toronto desde las alturas.

Con una altura de 553 metros y un suelo de cristal, este edificio volante en forma de platillo tiene dos niveles de observación. El más común es el nivel medio, desde el cual se pueden ver los rascacielos del distrito financiero, los suburbios, las islas y el lago Ontario. También cuenta con un restaurante desde el cual se puede disfrutar de la vista panorámica.

Visitar la capital, Ottawa.
Como cualquier buena capital, Ottawa es un lugar para aprender y explorar la historia del país y del mundo. Pero también tiene mucho que ofrecer cuando se trata de diversión urbana y campestre de clase mundial.

La capital de Canadá ofrece muchas cosas que hacer durante todo el año. Visitar Parliament Hill, entrar en galerías y museos nacionales, comprar en el mercado histórico, asistir a un festival y experimentar la naturaleza en el Parque Gatineau. Una visita obligada es el Canal Rideau, que se puede navegar en los meses cálidos y se congela en invierno para convertirse en la pista de hielo más grande del mundo.

Aunque Canadá es un país joven, es rico en cultura. Los canadienses están famosamente orgullosos de su patria y un paseo por las Montañas Rocosas o un paseo por la Rue Saint-Jean de la ciudad de Quebec demostrará exactamente por qué. Es difícil condensar todas las actividades que Canadá tiene para ofrecer al viajero.

Una de las actividades más sorprendentes es la posibilidad de disfrutar de la aurora boreal, la aurora boreal es una maravilla natural que ocurre en los cielos del norte y que ha sorprendido a la humanidad a lo largo de su existencia. Definitivamente es uno de los espectáculos naturales y visuales más grandes que se pueden ver en Canadá.

La Zona de la aurora boreal cruza el país de este a oeste, convirtiendo a Canadá en el hogar de una amplia gama de lugares para ser fascinados por estas luces. Uno de los mejores puntos de observación es Saskatchewan, la provincia central de las llamadas praderas canadienses.

Otra de las cosas que más sorprende al descubrir y viajar por Canadá son sus inmensos bosques. Es increíble la cantidad de vegetación que tiene y lo bien que se siente respirar aquí. Miles y miles de pinos, cedros, hayas, arces…. Están tan cerca que es difícil caminar entre ellos, en algunas áreas, sólo habrá un metro y medio entre el árbol y el árbol.

No hay otro lugar en el planeta donde los viajeros puedan encontrarse tan fácilmente con osos polares. Por eso Churchill se llama a sí misma «la capital mundial del oso polar». Es una pequeña población de la provincia canadiense de Manitoba, situada en la costa de la Bahía de Hudson, aproximadamente a 1.700 kilómetros al norte de Winnipeg.

La mejor época del año es en verano, y también se pueden observar belugas y focas. Desde principios de octubre hasta mediados de noviembre, Churchill es el mejor lugar para ver osos polares y es por lo tanto la cita perfecta para los amantes de las grandes experiencias naturales.

Cómo llegar
Hay vuelos directos que conectan la mayoría de las principales ciudades del mundo con los principales aeropuertos de Canadá. Air Canada ofrece vuelos diarios entre Madrid y Toronto (8,5 horas). Una vez en Toronto es posible llegar a otras ciudades canadienses como Montreal, Quebec, Vancouver u Ottawa.
Clima
El vasto tamaño del territorio canadiense ofrece; desde zonas de clima cálido y húmedo en la costa del Pacífico, hasta otras frías y polares en la zona más ártica. Desde temperaturas de -25º en invierno, con hielo y nieve constantes, en la zona más al norte del país, a zonas donde los veranos superan los 30º, como en la zona de Montreal. En la zona de Vancouver, las máximas rondan los 25º, y las mínimas en escasas ocasiones bajan de cero.
Pasaporte
No se requiere un visado para viajar a Canadá con fines turísticos para estancias de menos de 6 meses, pero se requiere una autorización electrónica de viaje. El precio de esta autorización electrónica en la página web oficial del Ministerio de Inmigración es de 7 dólares canadienses.
Se recomienda solicitar la autorización electrónica de viaje con la mayor antelación posible, ya que en algunos casos se requiere documentación adicional que retrasa su expedición.
Vacunas
No son necesarias.
Moneda
La moneda oficial es el Dolar Canadiense.